ArrobaUna reciente sentencia del Tribunal Supremo (STS 2047/2015. Sala de lo Penal) ha dictaminado sobre la autenticidad de las pruebas digitales.

Como ya hemos señalado desde Avezalia desde hace más de una década, podemos presentar pruebas digitales impresas, pero corremos el riesgo, cierto, de que nos lo impugnen. En este supuesto, corresponderá a quien aportó la prueba la carga de su veracidad. Para evitar impugnaciones, debemos acompañar las pruebas digitales del correspondiente informe técnico o pericial, ya que, de otro modo, pesa sobre las pruebas digitales su facilidad de manipulación.

Imagen Google images