PrivacidadLa gran mayoría del personal sanitario se pregunta cómo debe informar a sus pacientes sobre la recogida de datos personales, en qué casos no es factible hacerlo, y cómo cumplir con la normativa sobre protección de datos.

 

Este es un tema que se puede regular por dos tipos de normas: de un lado, por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y su Reglamento y, de otro, por la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. No obstante, dada la especialidad, habrá que estar, preferentemente a lo dispuesto en esta segunda ley, que dispone, concretamente, lo siguiente:

 

1º.- Casos en que el consentimiento se ha de prestar por los representantes legales:

 

  1. Cuando el paciente no sea capaz de tomar decisiones, a criterio del médico responsable de la asistencia, o su estado físico o psíquico no le permita hacerse cargo de su situación. Si el paciente carece de representante legal, el consentimiento lo prestarán las personas vinculadas a él por razones familiares o de hecho.
  2. Cuando el paciente tenga la capacidad modificada judicialmente y así conste en la sentencia.
  3. Cuando el paciente menor de edad no sea capaz intelectual ni emocionalmente de comprender el alcance de la intervención. En este caso, el consentimiento lo dará el representante legal del menor, después de haber escuchado su opinión, conforme a lo dispuesto en el artículo 9 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor.

 

2º.- Casos en que el menor podrá prestar por si su consentimiento:

 

  1. Cuando se trate de menores emancipados o mayores de 16 años que no se encuentren en los supuestos b) y c) del apartado anterior, no cabe prestar el consentimiento por representación.
  2. No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, cuando se trate de una actuación de grave riesgo para la vida o salud del menor, según el criterio del facultativo, el consentimiento lo prestará el representante legal del menor, una vez oída y tenida en cuenta la opinión del mismo.

 

Por tanto, como professional sanitario, deberás decidir, en primer lugar, acerca de la aplicación de alguno de los casos previstos en los epígrafes anteriores y, una vez ello, deberás informar de los siguientes extremos:

 

  1. De que dichos datos (de nivel alto) se incorporarán en el fichero que debes tener inscrito en el Registro de la AEPD.
  2. La finalidad para la que se van a recoger que, en este caso, no será otra que la de prestar un servicio sanitario.
  3. Si dichos datos se van a ceder o no y en qué condiciones.
  4. La forma en que las personas que prestan el consentimiento podrán ejercer sus derechos ARCO, esto es, de acceso, rectificación, cancelación y oposición previstos en la LOPD.